GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

DIA 234-SANTA BIBLIA EN UN AÑO TEXTO Y AUDIO

HAZ CLIC EN LA IMAGEN
234 - DÍAS LA SANTA BIBLIA
TEXTO Y AUDIO

El Antiguo Testamento
  JOB C. 23

Capítulo 23
1 Job respondió diciendo:
2 También hoy, mi queja es un desafío, mientras gimo bajo el peso de su mano.
3 ¡Ah, si supiera cómo encontrarlo, si pudiera llegar hasta su tribunal!
4 Yo expondría mi causa ante él y llenaría mi boca de recriminaciones.
5 Sabría entonces cuál sería su respuesta, y estaría atento a lo que él me dijera.
6 ¿Le haría falta mucha fuerza para disputar conmigo? No, sólo bastaría que me prestara atención.
7 Allí, un hombre recto discutiría con él, y yo haría triunfar mi derecho para siempre.
8 Pero voy hacia adelante, y él no está, hacia atrás, y no lo percibo:
9 lo busco a la izquierda, y no lo diviso, vuelvo a la derecha, y no los veo.
10 Sin embargo, él sabe en qué camino estoy: si me prueba en mi crisol, saldré puro como el oro.
11 Mis pies han seguido sus pasos, me mantuve en su camino y no me desvié.
12 No me aparté del mandamiento de sus labios, guardé en mi pecho las palabras de su boca.
13 Pero él ya decidió: ¿quién lo hará volver atrás? Lo que él desea, lo hace.
14 El va a ejecutar mi sentencia, y hay en él muchos designios semejantes.
15 Por eso, le tengo temor, reflexiono, y tiemblo ante él.
16 Dios me ha quitado el ánimo, el Todopoderoso me ha llenado de espanto:
17 porque no son las tinieblas las que me aniquilan ni tampoco la oscuridad que cubre mi rostro.


AnteriorSiguiente
 
 
Copyright © Libreria Editrice Vaticana
******
 El Antiguo Testamento
  JOB C. 24

Capítulo 24
1 ¿Por qué al Todopoderoso no se le ocultan los tiempos, pero sus fieles no ven esos días?
2 Los malvados remueven los mojones, se apoderan del rebaño y del pastor.
3 Se llevan el asno de los huérfanos, toman en prenda el buey de la viuda;
_9 arrancan al huérfano del pecho materno y toman en prenda al niño pequeño del pobre.
4 Desvían al indigente del camino, y los pobres del país tienen que esconderse.
5 Como asnos salvajes en el desierto, salen los pobres, buscando una presa; y aunque ellos trabajan hasta la tarde, no tienen pan para sus hijos.
6 Cosechan en el campo del impío, vendimian la viña del malvado.
7 Pasan la noche desnudos, por falta de ropa, sin un abrigo para taparse del frío.
8 Empapados por el aguacero de las montañas, sin refugio, se acurrucan contra las rocas.
10 Andan desnudos, por falta de ropa, cargan las gavillas, y están hambrientos.
11 Exprimen el aceite entre dos máquinas de moler, pisotean el lagar, y están sedientos.
12 De la ciudad, salen los gemidos de los moribundos, las gargantas de los heridos piden auxilio, ¡pero Dios no escucha sus plegarias!
13 Hay otros que se rebelan contra la luz: no reconocen sus caminos ni se detienen en sus senderos.
14 El asesino se levanta antes del alba para matar al pobre y al indigente. El ladrón merodea por la noche,
16a en la oscuridad, perfora las casa.
15 El adúltero aguarda la penumbra, pensando: «¡Ningún ojo me verá!», y se cubre la cara con un velo.
16b Ellos se encierran durante el día, todos ellos ignoran la luz.
17 Porque, para ellos, la mañana es la hora sombría, están habituados a los temores de la noche.
18 ¿Acaso no es así? ¿Quién me puede desmentir o reducir a la nada mis palabras?


AnteriorSiguiente
 
 
Copyright © Libreria Editrice Vaticana
*****
El Nuevo Testamento
 CARTA
 A LOS ROMANOS C. 12
Capítulo 12
1 Por lo tanto, hermanos, yo los exhorto por la misericordia de Dios a ofrecerse ustedes mismos como una víctima viva, santa y agradable a Dios: este es el culto espiritual que deben ofrecer.
2 No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto.
3 En virtud de la gracia que me fue dada, le digo a cada uno de ustedes: no se estimen más de lo que conviene; pero tengan por ustedes una estima razonable, según la medida de la fe que Dios repartió a cada uno.
4 Porque así como en un solo cuerpo tenemos muchos miembros con diversas funciones,
5 también todos nosotros formamos un solo Cuerpo en Cristo, y en lo que respecta a cada uno, somos miembros los unos de los otros.
6 Conforme a la gracia que Dios nos ha dado, todos tenemos aptitudes diferentes. El que tiene el don de la profecía, que lo ejerza según la medida de la fe.
7 El que tiene el don del ministerio, que sirva. El que tiene el don de enseñar, que enseñe.
8 El que tiene el don de exhortación, que exhorte. El que comparte sus bienes, que dé con sencillez. El que preside la comunidad, que lo haga con solicitud. El que practica misericordia, que lo haga con alegría.
9 Amen con sinceridad. Tengan horror al mal y pasión por el bien.
10 Ámense cordialmente con amor fraterno, estimando a los otros como más dignos.
11 Con solicitud incansable y fervor de espíritu, sirvan al Señor.
12 Alégrense en la esperanza, sean pacientes en la tribulación y perseverantes en la oración.
13 Consideren como propias las necesidades de los santos y practiquen generosamente la hospitalidad.
14 Bendigan a los que los persiguen, bendigan y no maldigan nunca.
15 Alégrense con los que están alegres, y lloren con los que lloran.
16 Vivan en armonía unos con otros, no quieran sobresalir, pónganse a la altura de los más humildes. No presuman de sabios.
17 No devuelvan a nadie mal por mal. Procuren hacer el bien delante de todos los hombres.
18 En cuanto dependa de ustedes, traten de vivir en paz con todos.
19 Queridos míos, no hagan justicia por sus propias manos, antes bien, den lugar a la ira de Dios. Porque está escrito: Yo castigaré. Yo daré la retribución, dice el Señor.
20 Y en otra parte está escrito: Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Haciendo esto, amontonarás carbones encendidos sobre su cabeza.
21 No te dejes vencer por el mal. Por el contrario, vence al mal, haciendo el bien.


AnteriorSiguiente
 
 
Copyright © Libreria Editrice Vaticana
******
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
COMPARTE ESTA IMAGEN EN TU SITIO: ¡TODOS SOMOS NAZARENOS!

TRANSLATE



EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified